El manejo de los recursos hídricos es uno de los mayores retos que enfrentaremos en las próximas décadas. El crecimiento urbano, junto con la industrialización y el desarrollo de sistemas de riego, están aumentando la demanda de agua. El mejoramiento deseado en la calidad del preciado líquido implica que deberán emplearse productos cada vez más efectivos. El propósito de los distribuidores es producir agua que cumpla con la legislación o las regulaciones existentes usando procesos aprobados.

En BCC contamos con coagulantes y floculantes que se ajustan a todo tipo de tratamiento, desde producción de agua potable hasta deshidratación de lodos. Gracias a nuestros distribuidores y equipos operativos locales, los clientes aseguran una selección óptima de reactivos apropiados y seguimiento técnico especializado.